• Taller de Psicomotricidad vivenciada en familia

    Información del taller e inscripción

  • Dirigido a:

    Familias con niños de 0 a 4 años.
  • Descripción

    Esta propuesta está dirigida a mamás, papás o acompañantes cercanos (abuelos, tíos, …) con niños de 0 a 4 años, para que juntos puedan compartir un espacio y un tiempo de relación a través del juego, el movimiento, el contacto y la emoción.

    En los primeros años de vida el cuerpo en movimiento cobra un papel protagonista en la socialización y el aprendizaje. El niño pequeño va a ir conociendo, aprehendiendo e interiorizando las características del mundo externo, para luego poder operar con ellas, a través de sus vivencias corporales y sensoriomotoras. Paralelamente, a través de su cuerpo, de los intercambios tónico-emocionales, se va a ir integrando socialmente.

    Yo creo en el niño.
    Yo creo en la forma original de ser del niño.
    Yo creo en el educador que respeta esa originalidad y que favorece su evolución.
    Yo creo en el educador que coloca al niño en el centro del dispositivo educativo.
    Creer en el niño es, en primer lugar, ofrecerle el afecto, la ternura y un marco de acción lo más regular posible, con el fin de apoyar un sentimiento de seguridad, necesario para el desarrollo de todas sus funciones.

    — Bernard Aucouturier, creador de la práctica psicomotriz.

    La psicomotricidad vivenciada nos ayuda a descubrir a cada niño y sus recursos, favoreciendo su desarrollo, su forma individual de ser y estar en la vida, y su adaptación a la sociedad en la cual vivimos.

    La psicomotricista, a través de la observación y escucha activa de las necesidades de cada niño y su familia, creando un clima de respeto, confianza y seguridad, y mediante la invitación a participar en propuestas de exploración motriz, sensorial y emocional, acompañará sus desarrollos, ajustándose en todo momento a sus producciones y dándoles muestras adecuadas que les permitan evolucionar.

     

    En todo momento se partirá del deseo del propio niño, permitiendo que sea él quien decida lo que quiere hacer, acompañando su iniciativa y respetando sus ideas,  y creando un clima afectivo que facilite la expresión de sus emociones. De esta manera será él mismo quien organice su actividad, favoreciendo el proceso de consolidación de su identidad y autonomía.

  • Cuando la exploración ha sido amplia y rica, cuando se ha permitido que el niño con su cuerpo pueda buscar los objetos, trasladarlos, crear estructuras con ellos, favorecemos la percepción y la consolidación del resto de las funciones intelectuales, de comunicación y creación que vehiculizan el desarrollo integral del niño.

    A través del taller los niños y sus acompañantes disfrutan de un tiempo y un espacio de juego espontáneo y compartido, conectando con el placer del movimiento y del contacto, explorando y descubriendo su cuerpo, al otro y sus posibilidades de relación, creación y comunicación, y, desde ahí, desplegando un mundo interior lleno de deseos, emociones, vivencias y fantasías.

    • Fecha:
      Sábado 15 de octubre.
    • Sesiones:
      A las 11h.
    • Precio:
      12 euros la sesión.

    El cuerpo es el teatro de la acción y el movimiento, es el palco de la inteligencia y a través de él se establece la eclosión del espíritu con la realidad exterior.

    — Da Fonseca.
    • En los primeros años de vida el cuerpo en movimiento cobra un papel protagonista en la socialización y el aprendizaje. El niño pequeño va a ir conociendo, adquiriendo e interiorizando las características del mundo externo, para luego poder operar con ellas, a través de sus vivencias corporales y sensoriomotoras. Paralelamente, a través de su cuerpo, de los intercambios tónico-emocionales, se va a ir integrando socialmente.

      María González Sobrinos.
    • Un cuerpo que desarrolla un movimiento, que aporta una identidad, que procesa unos sentimientos y busca su autonomía, estimula su inteligencia favoreciendo con todo ello su capacidad de comunicación y creación.

      Pascual, C.
  • Psicomotricista

    • María González Sobrinos
      Psicomotricista/Integración Sensorial

      María González Sobrinos

      Psicomotricista/Integración Sensorial

      María es psicomotricista y Premio Extraordinario de Terapia Ocupacional por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Máster en Psicomotricidad en el modelo vivenciado o relacional (prenatal, atención temprana, educación) en Psicopraxis, Madrid, y posgrado en Psicomotricidad terapéutica por la UCM. Formada en Integración Sensorial por la Universidad del Sur de California – Aytona.

      Además, María está formada en diversos enfoques y técnicas para la observación, interpretación, análisis y abordaje de la diversidad sensorio-motora, emocional, perceptivo-cognitiva, funcional y de la comunicación (Bobath, Affolter, INN, Perfetti, Biotensegridad, Basale Stimulation, Castillo-Morales, Kinesiotaping, entre otros).

      María es docente en diversos postgrados, Másters, y cursos de formación continuada a profesionales de la esfera educativa y sociosanitaria. Ha sido psicomotricista en Psicopraxis (Madrid) y otros centros e instituciones.

    Inscríbete

    Si estás interesado en realizar alguno de los talleres, rellena el siguiente formulario